mercedes ocasion madrid

En el Design Museum de Londres se acaba de inaugurar una ambiciosa exposición que reflexiona sobre estas cuestiones, sobre cómo las mujeres se sirven de la moda para otorgarse poder. El entramado de la muestra lo ha diseñado la arquitecta Zaha Hadid, alguien que no tiene el mínimo interés en pasar desapercibida en sus decisiones estéticas. Una parte de la muestra analiza cómo han vestido las féminas poderosas. Acaba en Hillary Clinton y empieza en la reina egipcia Hatshepsut, la primera que adoptó elementos de la moda masculina para que la tomaran más en serio. No hace falta ser muy listo para ver la línea directa entre Hatshepsut y los trajes agresivos de los años 80, con hombreras que pretendían dar a las mujeres lo que les falta para parecer hombres y así pasar por alguien que merece ejercer el poder.

Durante el acto de clausura en el que intervino el presidente del Jurado del X Concurso Nacional de Pinchos y Tapas, Martín Berasategui, el chef más galardonado del país, fue significada por el Estado de Guanajuato su consideración a la mayor empatía con los sabores mexicanos durante el servicio de tapas-tacos mexicanos al establecimiento La Tahona de Valladolid y el Ayuntamiento de Valladolid efectuó un reconocimiento especial al Grupo Freixenet, en ocasión de su centenario y al estado de Guanajuato como estado invitado del evento.

Aunque el de Pope no sea un modelo muy práctico, sí está resultando influyente, confirma Kat Griffin, de la web Corporette, dedicada a dar consejos de moda a mujeres profesionales. «Mis lectoras, desde luego, se fijan en lo que llevan Olivia Pope (Kerry Washington en Scandal) o Alicia Florrick (el personaje de Julianna Margulies en The Good Wife)», asegura Griffin. Algunas prendas, como la gabardina color crema de Tory Burch que Washington lleva en varios episodios, acumulan miles de pines en Pinterest y es fácil encontrar versiones más asequibles recomendadas en Internet, como pasó con las blusas de seda de Gillian Anderson en The Fall.

Para la exposición, más de una veintena de profesionales de alto perfil público han cedido un conjunto suyo acompañado de un texto explicativo. La comisaria, Donna Loveday, admite que aspiraba a tener a la reina de Inglaterra y a Angela Merkel. Dijeron que no, pero sí están Vivienne Westwood, la alcaldesa de París Anne Hidalgo y Miriam González Durántez –la abogada vallisoletana que comparte su vida con el vice primer ministro, Nick Clegg–. González cuenta que tiene dos armarios, uno profesional, acorde con «lo que se espera de los hombres y las mujeres» en su trabajo, y otro privado, «más sencillo y divertido». Asegura que gasta mucho más en ropa desde que su marido ejerce el cargo y, aunque no lo diga, también está mucho más escudriñada y observada. Hubo quien criticó el tocado «estilo Carmen Miranda» –para sus detractores– que llevó a la boda de los duques de Cambridge, pero eso no parece frenarle. El vestido que ha cedido para la exposición es rojo y de Zara. Se lo puso el día que dijo en público que los hombres que concilian son los que tienen más «cojones».

Carolina vs.  Filadelfia: Lideradas por Cam Newton, las Panteras visitarán el Lincoln Financial Field este domingo para enfrentar a las Águilas de Nick Foles, que vienen de una victoria importante ante los Texanos de Houston, a quines derrotaron 31-21.

El verano que se emitió la primera temporada de esa serie, Asos notó un pico en la venta de ese tipo de prendas. Habrá que ver si sucede lo mismo con los vestidos cruzados, tipo Diane von Furstenberg, que luce Maggie Gyllenhaal en The Honourable Woman, otra heroína con una vida profesional –encabeza un conglomerado con origen en la venta de armas en Oriente Medio– tan compleja como su vestuario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>